Yeiko. Modificación de conducta y adiestramiento canino en La Unión

Cuando la pequeña Z. llegó a la familia, sus papás Z. y G. afincados en La Unión comprendieron que Yeiko, un precioso pastor belga de dos años no podía seguir comportándose así. A ellos no les importaba que fuera un perro nervioso, juguetón, que se acercaba a las personas sin cuidado y no dudaba en abalanzarse sobre ellas. Al fin y al cabo Yeiko era un buen perro y no tenía malas intenciones: sólo quería jugar.

Con la llegada del bebé los movimientos bruscos, el juego desordenado y las malas presentaciones podían desembocar en consecuencias nefastas, así que Z. y G. se decidieron a poner soluciones antes de lamentar desgracias. Yeiko ingresó en nuestras instalaciones de Los Alcázares con dos objetivos sencillos: aprender obediencia básica (sentarse, tumbarse, caminar junto y acudir a la llamada) y aprender a respetar y presentarse a la nueva miembro de la familia. Tres meses de trabajo han bastado para hacer de Yeiko todo un campeón.

Tenéis más fotos y vídeos sobre el trabajo con Yeiko en nuestra página de Facebook.